Borja Habla para Marca

A pesar de la decepción que supuso  que la selección española sub 17 no se clasificara para el Europeo de este año, jugaron en el equipo de Santi Denia futbolistas muy interesantes que darán que hablar en los próximos años. Uno de ellos es el atlético Borja Martínez.

Su sueño es el de miles de chavales de toda España que salen de su pueblo con la idea de ser un día futbolistas profesionales. Lo mejor es que él mismo nos cuente su historia. “Mi pueblo es Vicorto, al lado de Elche de la Sierra, en Albacete. Aunque en mi pueblo hay un colegio, yo iba todos los días a Elche. Tenemos sólo un campo de fútbol sala, en realidad es una pista. Ahí jugaba y sigo haciéndolo cuando vuelvo a casa. Eso no ha cambiado. Somos un 500 habitantes. Luego pasé al fútbol 7 hasta que el Real Murcia me vio en un partido y me pidió que jugara un torneo con ellos. Les gusté y me pidieron que me quedara”.

Fue entonces cuando Borja y su familia decidieron que había un camino, igual de hermoso que sacrificado, que merecía la pena recorrer. “Salí de casa con 13 años. Estuve en Murcia en el Infantil B y al subir al A me fichó el Atlético. Todo me ha ido muy rápido, la verdad, ahora estoy donde quería estar con 12 años”, dice.

“Ahora vivo en la residencia que tiene el Atlético en Alcorcón. Al principio fue duro, no es fácil separarte de tus padres, y lloraba a menudo, pero tres años después ya lo tengo claro: no vuelvo a casa”, cuenta con una serenidad asombrosa. Así es su día a día: “Me levanto a las 8 porque a las 9 empiezo las clases. El colegio está en el mismo recinto. Terminamos a las 3.40 y el bus pasa a las 4 menos cuarto, así que me pierdo algo de clase. Llego de regreso a las 9 de la noche y sobre las 10 he terminado de hablar con mi madre. Para estudiar tienes que quitarte horas de sueño”.

Recién cumplidas las 17 primaveras, es un fijo en el Juvenil de División de Honor rojiblanco. No tiene prisa, pero quiere progresar. “Saúl ha sido el último en dejar la residencia para ascender al primer equipo”, recuerda, mientras se sonroja cuando le recordamos que se trata de un futbolista adelantado a su edad. En el campo destaca como centrocampista total, de esos que mejora a los que compañeros tiene alrededor.

Fuente e Imagen: Marca Blogs

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*