Celite Hispanica, propietaria de la mina de diatomeas (Tierra blanca) ampliará su campo de trabajo

Maite martínez blanco / albacete
La empresa Celite Hispánica S.A., que explota la mina de diatomea (Tierra Blanca) en Elche de la Sierra, quiere indagar acerca de la posibilidad de extraer también este mineral en Los Calderones, una zona situada en los términos municipales de Hellín y Liétor.
Sus planes, según una resolución publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha que exime al proyecto de someterse al procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental, pasan por obtener el permiso para explotar 1.226 hectáreas. Se empezará haciendo sondeos de investigación para saber si hay tierras con diatomea y si resulta rentable explotarlas.

Un importante yacimiento.   En la depresión de Elche de la Sierra-Cobatillas se encuentra el mayor yacimiento de diatomitas de la península Ibérica y uno de los más grandes de Europa. Las tierras de diatomeas tienen un origen biológico que está en los restos fósiles de plantas acuáticas. Su presencia delata que hace millones de años ésta era una zona lagunar en cuyo fondo marino se acumularon estas algas microscópicas, llamadas diatomeas, que hoy una vez fosilizadas han dado lugar a este material blanco que tiene un sinfín de aplicaciones.
Hoy son dos las empresas que explotan estas tierras blancas tan propias de Elche de la Sierra. Celite Hispánica S.A., asociada ahora con la multinacional francesa Imerys, explota una concesión en El Campillo. Es la primera empresa productora de diatomita del país. El Instituto Geológico y Minero de España subrayaba que en 2010 tenía una capacidad de producción de 30.000 toneladas al año de diatomita de alta calidad, un material que envían a una factoría que tienen en Alicante para su procesamiento, bien calcinada, bien al natural, la utilizan sobre todo para elaborar filtros.
La otra empresa que explota este mineral en la zona es la Compañía Española de Kieselgur S.A. (CEKESA) que extrae la diatomita en el yacimiento Tío Lucas, que está junto al Cenajo. Fuente La Tribuna. Imagen de Archivo diatomeas

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*