Cierre de urgencias, discriminación y marginación

Cierre de Urgencias

El cierre de 21 Puntos de Atención Continuada en Castilla-La Mancha pone gravemente de manifiesto la situación de desamparo a que están siendo sometidas determinadas zonas rurales de la Región, y muy particularmente aquellas que se sitúan en aéreas geográficas distantes, con difícil orografía, con comunicaciones más complicadas y con una climatología invernal adversa, como es el Caso de Molinicos y sus 16 aldeas, cuyos habitantes tendran que desplazarse ahora hasta Elche de la Sierra para ser atendidos o cuando el propio medico tenga que desplazarse hasta estos puntos dejando una amplia poblacion si cobertura.

Esta injusta decisión del Gobierno está llena de arbitrariedad, de vulneración de derechos y de desconocimiento completo de la realidad de nuestra tierra.

Tampoco se ha  tenido en cuenta la economía de la zona, “El Turismo Rural” ¿piensan nuestros gobiernos que los turistas acompañados de sus familias querran pasar varios días en un lugar donde no hay “ni asistencia médica” en caso de urgencia nocturna?. Quienes han tomado la decisión de cerrar, total o parcialmente, las Urgencias ¿son conscientes  que nuestra poblacion se incrementa notablemente (se dobla o triplica)  en época estival y en los fines de semana?

Son pueblos de Castilla-La Mancha en la que los ciudadanos han perdido parte de sus derechos, mientras que el escaso ahorro que se va a producir irá en detrimento de la salud de los ciudadanos, muy particularmente de la gente mayor, tramo de la población mayoritaria  que además requiere más de la atención sanitaria. Al final, este cierre será más gravoso para nuestros paisanos y para la Sanidad.

Pero además, se ha subestimado, con saña y desprecio, la magnífica labor que médicos y enfermeras realizan en estos Puntos de Atención Continuada, atendiendo a enfermos y desplazándose a los hogares de estos para paliar situaciones de salud, más o menos complicadas, y a veces graves. Ellos han callado ante los insultos del Sr. Echaniz, acusándoles de dormir en las urgencias, pero han seguido trabajando con rigor y profesionalidad.

Son miles los ciudadanos que en los últimos días se han echado a la calle – encabezados por sus Alcaldes, concejales, o miembros de plataformas, de uno u otro signo – para impedir este cierre que no entienden, porque no comprenden que sean diferentes al resto de los ciudadanos de la Región por el hecho de vivir en un entorno rural. Nadie les ha explicado porque el vecino PAC que en Junio iban a cerrar el SESCAM, ahora permanecerá abierto. ¿Por qué unos sí y otros no?, ¿Tal vez una decisión partidista?.Nadie les ha explicado, y tampoco entienden, porque se incrementan las distancias para ser atendidos, sucediendo como en Molinícos donde hay aldeas que quedan a más de 50 Km del nuevo PAC de referencia en Elche de la Sierra.

Las gentes de de la Sierra del Segura no son ciudadanos de tercera; son ciudadanos que no saben que es vivir por encima de sus posibilidades, porque sobre todo, son ciudadanos que durante siglos han tenido necesidades de las que nadie se preocupó hasta hace apenas unos años. Hoy sienten que vuelven la discriminación y la marginación a la que les sometieron antaño, y que ya están hartos de que la crisis sea, una vez más, el inexcusable pretexto.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*