El Fiscal retira la petición de condena para el Exalcalde de Elche de la Sierra y Concejales imputados

1731900-Palacio_de_Justicia_de_Albacete_Version2El fiscal, Gil Navarro Ródenas, ha retirado esta mañana su petición de pena de año y medio de prisión contra el que fuera alcalde de Elche de la Sierra, Domingo del Val y tres de los que fueran sus concejales entre los años 2002 y 2004.

Esta mañana se celebraba el juicio en Albacete contra el Exalcalde de Elche de la Sierra Domingo Del Val y tres exconcejales, se les acusaba de prevaricación por conceder licencias de obras ilegales.

El fiscal ha modificado la petición de pena de cárcel por una de multa económica, al entender que la acusaciones carecían de consistencia y contenían varias dilataciones, ademas de otras muchas contradicciones por parte de la acusación. Los informes tanto del secretario como del arquitecto  técnico, estaban basados en normas subsidiarias de Elche de la Sierra no vigentes, ya que no entraron en vigor hasta su publicación en el Bop el 4 de Abril del 2008, fecha muy posterior a los expedientes 2003 – 2005.
Tanto el exdirigente socialista, como los otros tres acusados, entre los que se encuentra la también exalcaldesa de Elche de la Sierra, María del Carmen Ruiz Escudero, han defendido su inocencia, por lo que sus letrados han solicitado su libre absolución.

A la finalización del juicio, la juez anunciaba que en unos días se hará publica la sentencia en firme.

 

Las declaraciones. La vista comenzó con la declaración del exdirigente socialista, que estuvo al frente del Ayuntamiento de Elche de la Sierra desde 1983 hasta 2007, quien explicó que los cuatro acusados formaban parte de la Comisión de Gobierno que decidió conceder la licencia de obras para realizar varias edificaciones en la localidad, a pesar de contar con el informe desfavorable del arquitecto técnico municipal y del secretario.
En cuanto al por qué decidieron darle el visto bueno, Del Val afirmó que «había informes contradictorios, se creaba confusión sobre el órgano que tenía que resolver».
Además aseguró que todas las edificaciones se encontraban en solares en zona urbana y que la Ley del Suelo determinaba que tenían derecho a edificar, incluidas las casas rurales que se iban a construir en la aldea de El Gallego, porque al estar en un núcleo urbano quedaban excluidas de la declaración de Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).
Además recordó que en este caso no se acordó dar la licencia, sino que simplemente se dijo que era susceptible de concesión.
Por último, añadió que todo lo que se hizo era «legal, justo y ajustado a derecho» y afirmó que el arquitecto actuaba de una forma u otra, en función de si iba a llevar la obra él posteriormente, afirmación que apoyó el concejal y también acusado Juan Carlos Belmonte.
El que fuera edil de Urbanismo, José Fernández Sánchez, comentó que habían decidido dar licencia de obras con el informe en contra porque había casas edificadas junto a esos solares. «Aprobamos la construcción para no discriminar a los ciudadanos». También añadió que los técnicos se regían por una normativa de 1989, que no fue publicada hasta 2008 . La también exalcaldesa, Carmen Ruiz, añadió que la Diputación les dijo que esas normas no estaban en vigor, porque no estaban publicadas.
El secretario del Ayuntamiento reconoció que sus informes se basaban en esas normas y también lo reconoció el arquitecto municipal, aunque éste aseguró que fueran las normas que fueran, el suelo no era urbanizable. El exconcejal del Partido Popular, José Cayetano Guerrero, que presentó la denuncia, afirmó que lo hizo porque «de los informes se desprendían irregularidades», aunque reconoció que «las normas urbanísticas eran bastante confusas» y que finalmente retiró la demanda porque dejó el partido. El arquitecto del Ayuntamiento de 2009 a 2011, que no conocía a los acusados, afirmó que los informes de su antecesor eran erróneos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*