La Diputación asumirá en solitario el coste de los planes provinciales de obras

No se trata de megaproyectos. No se acometen grandes infraestructuras ni se apuesta por iniciativas faraónicas. En la mayoría de los casos son obras que muchos considerarían nimias pero que, no obstante, para los ayuntamientos y sus maltrechas arcas suponen todo un balón de oxígeno.
Asfaltado, pequeñas reparaciones, mejoras en el alumbrado o en el saneamiento son solo algunas de las actuaciones que se incluyen en los Planes Provinciales de Obras y Servicios (POS) que cada año desarrolla la Diputación de Albacete. Pequeñas obras que suponen grandes mejoras, sobre todo para los municipios menores.
Estos planes estaban cofinanciados por la Administración central. Hasta este año en el que el Gobierno de Rajoy no incluye, en los Presupuestos Generales del Estado, partida alguna para hacer frente a sus aportaciones, a las diferentes diputaciones provinciales, para que se puedan llevar a cabo estos programas.
¿El resultado? Pasado ya el ecuador del mes de agosto estos planes que, por primera vez en Albacete tienen un carácter bianual y que fueron aprobados en el pleno del mes de mayo de la Corporación provincial, aún no se han puesto en marcha. Una situación que desde la oposición han criticado hasta la saciedad. Mientras, el equipo de gobierno esperaba a que los anhelados fondos estatales llegasen. Algo que finalmente no se ha producido.
Compromiso
Pero los planes, a pesar de todo, se acometerán, tal y como reitera el diputado de Obras Públicas, Abelardo Gálvez. «Los proyectos se van a hacer». Así en la sesión plenaria que la Diputación celebrará el próximo 6 de septiembre se aprobará un expediente de modificación de créditos por valor de algo más de 1,4 millones de euros con el que la institución provincial hará frente a la aportación que el Ministerio de Administraciones Públicas ha dejado de realizar.
«Hemos tenido que esperar a que se produjese toda la tramitación parlamentaria de los Presupuestos para ver si finalmente había alguna partida o no», argumenta Gálvez quien explica que al no haberla la Diputación los financiará en solitario. De hecho ése era el compromiso que desde un primer momento, cuando se presentaron tanto el proyecto de presupuestos de la Diputación como los Planes Provinciales, adquirió el propio presidente de la Corporación, Francisco Núñez.
Adelanto
Una vez que se dote por completo la partida destinada a este programa de actuación, con el desembolso extra de la institución provincial, los ayuntamientos podrán iniciar las obras en cuestión. Y aunque el comienzo de estos trabajos ha sufrido el retraso más importante que se recuerda en el desarrollo y puesta en marcha del POS en la provincia, lo que sí se ha hecho hasta el momento es avanzar al máximo en la elaboración de los proyectos aprobados para esta anualidad. Es decir, agilizar los trámites burocráticos de lo que será cada una de las obras. «Estamos adelantando los proyectos con nuestros propios técnicos. Vamos a los pueblos para que los alcaldes nos expliquen qué querían hacer con los Planes Provinciales», detalla Gálvez.
En concreto, según cifra el responsable de Obras Públicas, de los 54 municipios que se verán beneficiados en la anualidad de 2012 por este programa de actuaciones que hasta ahora llevaban a cabo al alimón la Diputación y el Estado, ya hay cerrados una veintena de proyectos. De hecho estos proyectos ya se encuentran en el departamento de contratación del servicio de Obras Públicas.
Entre estas iniciativas se encuentran, por ejemplo, actuaciones en cuatro de las seis carreteras que se han incluido en el POS. Actuaciones diferentes a las que conforman el Plan de Carreteras específico de la Diputación y cofinancido con fondos Feder.
El diputado provincial y también alcalde de San Pedro cifra en 1.496.339 euros el importe de los proyectos, incluyendo los de carreteras, que ya están esperando ser tramitados en el departamento de contratación.
Los más pequeños primero
Gálvez asegura que a la hora de decidir qué proyectos se incluirían en los planes de este año y cuáles en los del siguiente, se ha tenido en cuenta la población de cada municipio. «Hemos intentado dar prioridad a los ayuntamientos más pequeños», remarca. Eso sí, también se está trabajando a algunos proyectos que estaban previstos para el próximo ejercicio pero cuya urgencia era mayor.
Es el caso, tal y como cuenta, de poblaciones tales como el Barrax que precisa nuevos nichos en su cementerio ya que apenas quedan construcciones libres en el camposanto. En este sentido Gálvez matiza que desde el Consistorio barrajeño «pidieron que se adelantase a este año pero lo que vamos a hacer es adelantar el proyecto todo lo que podamos este año y a principios de 2013 empezar a desarrollarlo».
Así, subraya que ésta será la tónica habitual que se siga, es decir adelantar la elaboración de los proyectos técnicos para la próxima anualidad una vez que se hayan iniciado las obras de este ejercicio.
Obras que podrán comenzarse a partir de septiembre una vez se apruebe en el pleno la correspondiente modificación de créditos para dotar a l plan de 2012 con la partida completa, incluyendo el desembolso que debería haber hecho Administraciones Públicas y que finalmente asumirá la Diputación íntegramente.
Y, ¿qué obras han solicitado los municipios? Por ejemplo, el Ayuntamiento de Alatoz ampliará el cementerio y pavimentará calles. Las mejoras en los camposantos también se repetirán en Madrigueras y Balsa de Ves. En el caso de los consistorios de Albatana y Alcalá del Júcar los proyectos que se han incluido en los planes para esta anualidad se basan en mejoras en la red de abastecimiento, según Gálvez. En el municipio serrano de Molinicos necesitan sustituir el alumbrado público y en Casas de Lázaro quieren mejorar la pavimentación de sus vías públicas.
 
FUENTE E IMAGEN: La Verdad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*