Una novedosa forma de sembrar semillas

Bolas de arcilla para luchar contra la erosión en Elche de la Sierra

Se ha realizado en Elche de la Sierra la primera reforestación con el método Nengo Dango, en las laderas de la Peña de San Blas.

El pasado lunes 7 se realizó la primera jornada de reforestación con el método Nengo Dango en Elche de la Sierra.
La Fundación el Sembrador, sus trabajadores en inserción, y técnicos de distintas asociaciones y entidades, así como los usuarios del centro ocupacional Arco Iris, alumnos del IES Sierra del Segura, y el Colegio Cristo Crucificado, se dieron cita en la ladera sur de la peña San Blas para colaborar en las tareas de reforestación con el método Nengo Dango y otras técnicas.
Esta jornada se enmarca en el proyecto de sensibilización medio ambiental que viene desarrollando la Fundación El Sembrador en colaboración con otras entidades, y financiado por La Caixa. La ejecución de este proyecto por parte de la Fundación El Sembrador mantiene -explica la fundación- un claro objetivo social, creando un escenario de inclusión y encuentro, en el que participen distintos sectores sociales, entre los que se encontraban trabajadores en itinerario de inserción, jóvenes, discapacitados, técnicos de asociaciones y personal municipal, entre otros.
Esta jornada dio la oportunidad real de relacionar grupos sociales con personas en riesgo y situación de exclusión social, minimizando los efectos de ésta. Otra aportación importante a través de este proyecto es hacer participes a otros grupos sociales del municipio de esta iniciativa medio ambiental, contando así con la colaboración auxiliar del Centro Ocupacional Arco Iris y sus alumnos en la realización de las bolas de arcilla utilizadas.
Y por otro lado destacan los organizadores de la iniciativa el objetivo medioambiental, con una clara prioridad en la sensibilización de los participantes en la importancia del mantenimiento de la biodiversidad vegetal, degradación del suelo, y otros métodos posibles de forestación.
Fuente e Imagen: La Verdad

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*